A las cosas que son feas ponles un poco de amor


… el 1ro. de julio de 1967, una publicación dedicada a los jóvenes, El Caimán Barbudo, organizó un recital de poesía y música, con el título de Teresita y nosotros. Teresita era la trovadora Teresita Fernández y “nosotros” eran los poetas Félix Contreras, Félix Guerra, Iván G. Campanioni, Guillermo Rodríguez Rivera, Luis Rogelio Nogueras, Víctor Casaus y un flaquito con guitarra llamado Silvio Rodríguez. En alguna ocasión escribí algo sobre ese día, porque fui uno de los dichosos asistentes de aquel recital y porque aquella noche —y utilizo el lugar común porque es exactamente eso lo que quiero decir— quedaría grabada para siempre en mi memoria. …

Eduardo Heras León (fragmento de las palabras de presentación a la 6ta edición de “Silvio: que levante la mano la guitarra”, Dicembre de 2006.)

A LAS COSAS QUE SON FEAS PONLES UN POCO DE AMOR

Teresita Fernández (tomado del libro “Amiguitos, vamos todos a cantar”, Teresita Fernández cuenta la historia de sus canciones de Alicia Elizundia.)

Tenía novio y era el Día de los Enamorados. El estaba en La Habana y yo en Santa Clara, y en la terminal de omnibus antes de tomar la guagua me preguntaba: ¿Que le regalaré? Veo un cocuyo y se me ocurrió cogerlo, pero dije: ¿Cómo me lo llevo? Me encuentro una botella rota en el andén, metí el cocuyo dentro de la botella y eso fue lo que le regalé, y como era del campo y estaba viviendo en La Habana, él se emocionó muchísimo porque los cocuyos están en el recuerdo de casi todos los niños campesinos. Fui todo el camino en la guagua, tarareando la canción, porque eran cosas que tenía en la mente.

Mi papá enamoró a mi madre con un ramo de violetas, desde entonces en mi casa hubo una palangana con violetas, y yo he tenido siempre una en recordación a mis padres. Otra cosa que he visto desde mi niñez es que en todas las cercas sin brillo, se enredan los aguinaldos y los coralillos. ¿Por qué? Porque el tiempo hace su obra, y en una cerca que constantemente la estén pinlando no se enredará nunca nada. Sin embargo, en las cercas más viejas y pobres de la carretera, el coralillo y el aguinaldo se enredan y son las dos plantas melífluas más importantes, las mayores productoras de miel. Por eso siempre recuerdo a Martí: «Ser cultos para ser libres». La gente no puede imaginar cómo el conocimiento te da alas para volar. La gente se cree que eso es ser soñadora y muy idealista. La belleza está en todas partes. Hay que tener espejuelos para ver la belleza que está hasta en lo feo, porque es muy fácil amar el poder, la gloria, el éxito, el dinero, la buena ropa, la buena comida… pero para desentrañar la belleza, que hay detrás de lo feo, hace falta más visión y diría que hasta un amor heroico. Con todas esas vivencias…, mas un texto de Gabriela Mistral que dice: «En lo feo la belleza está llorando, fíjate como el escarabajo deja que se pose sobre su caparazón oscuro, una gota de rocío que le finja un pequeño resplandor de dicha».

Con todo eso, hice la canción.

Lo feo

En una palangana vieja
sembré violetas para ti,
y estando cerca del río
con un caracol vacío
cogí un lucero para ti.

En una botella rota
guardé un cocuyo para ti,
y en una cerca sin brillo
se enredaba el coralillo
floreciendo para ti.

Basurero, basurero
que nadie quiere mirar,
pero si sale la luna
tus latas van a brillar.

Alita de cucaracha
llevada hasta el hormiguero,
así quiero que en mi muerte
me lleven al cementerio.

A las cosas que son feas
ponles un poco de amor,
y verás que la tristeza
va cambiando de color.

Anuncios

7 pensamientos en “A las cosas que son feas ponles un poco de amor

  1. Si hay algo que me ha hecho la vida mas llevadera, es ponerle un poco de amor a lo feo.
    El Pesebre de Belen, donde animales y pajas secas con malos olores, en un pueblucho apartado.
    ?Que importancia podria tener, sino fuera que alli nacio el amor?
    Es mas conocido en el mundo que cualquiera de las fastuosas construcciones arquetectonicas. Miles de millones de tarjetas cruzan los mares los cielos y tierra, cada ano habalando del Pesebre de Belen…….Si, cuando a lo feo se le pone un poco de amor, el color cambia.

    Andres Olivares

  2. ¡q linda entrada!, conocí hace poco a Teresita Fernández, ¡gran mujer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s