Así empezaba la carta y llegó estrujada al Hanabanilla…


Carta de Wichy a Víctor Casaus. Octubre de 1984

Así empezaba la carta y llegó estrujada al Hanabanilla, donde filmábamos Sobre la marcha. Venía en el paquete de la correspondencia para la gente de la película y llevaba esta dirección que delataba, en su humor, al remitente: Víctor Casaus Escambray (presumiblemente en la banda de Cheíto León).

Victoriano:

Recibí hoy 18 tu carta, pero ni vi a Nuñez, ni sé quien es —me dejó el sobre sobre mi mesa, valga la redundancia—. De todos modos, cuando termine de prosarte estas líneas iré a producción para ver si, como diría —feliz— Contreras, me “dan razón” del enigmático mensajero.

Me alegra mucho que la cosa marche, a pesar de que esto no es Hollywood o Cinecitta, ni yo soy Howard Lawson ni tú eres Pudovkin o Jesús Díaz; la suerte está con nosotros, a dios gracias (…) El llamado mundillo cultural se mantiene en sus 13, por momentos baja a 12. Sin embargo, el Ministerio ha desplegado una intensa actividad (como seguramente viste en la prensa) alrededor de la jornada de la cultura cubana. Tú y yo estuvimos anunciados para un recital en el Parque de los Cabezones, pero ninguno de los dos pudimos asistir (…) La noticia más sensacional del período (o quizás del año) es que a Willy Rivera lo van a hacer jefe del departamento de literatura de la Facultad. ¡Así anda la universidad! Él tiene una retraída contentura con el asunto, y, según me dijo, planes. Ojalá que no sean de machete.

El día 14 de noviembre salgo para Francia-Madrid, a un festival festivalero y al lanzamiento (en Madrid) de la edición Bruguera de Y si muero… Estaré de regreso alrededor del 2 ó 3 de diciembre. Este año el Festival (de La Habana) dura 11 días, en la primera quincena de diciembre. Hay más filmes que el año pasado y vienen más cineastas y el dancing-singüin-post-coitum tendrá lugar en el Parisién. Se amplía el salón y se reduce el repello, pero algo ganamos. Entre el Festival de Ballet, el mundial de pelota y el regreso de Les Luthiers, la Habana parece una ciudad de más de un millón de espectadores, según las estadísticas. Al punto que ya no sé si correr hacia primera, tirarme una bailarina o cantar con el maestro Mastropiero aquella tonada que dice: “Papa barata batata dirán…” La semana de cine italiano tuvo lo suyo, en particular Enrique IV y Bailando, bailando… El resto no vale la pena un poema de,… escrito por,… sobre una idea de,… .

Bueno, hermano, nada más por ahora. Fuerza y destreza. Lee con ahínco mi artículo sobre semiótica del cine, que siempre algo va a pegársete. Felicidades atrasadas por el premio de la crítica.

Un abrazo,

Wichy

Se acabó la carta. La conversación sigue. Un abrazo, Rojo.

Anuncios

Un pensamiento en “Así empezaba la carta y llegó estrujada al Hanabanilla…

  1. Hermoso recuerdo del Wichy querido, Siempre fue así, muy creativo¡¡¡ y sensible mucho más.
    Y descriptivo , que decir, ese texto sobre el Festival de cine,–..” Hay más filmes que el año pasado y vienen más cineastas y el dancing-singüin-post-coitum tendrá lugar en el Parisién” .Toda una maravillosa realidad.
    Te extrañamos Wichy, amigo cabeza de zanahoria ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s