Con el filo de la hoja. Humor y amistad de José Zacarías Tallet


Wichy, José Zacarías Tallet y Víctor Casaus

Fuente: Boletín Memoria Número 140, julio de 2011 Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau

Este boletín Memoria quiere recordar, con esta carta del poeta José Zacarías Tallet dirigida a Pablo a principios de agosto de 1936, los dos elementos que conforman el título de esta nota introductoria: el humor y la amistad.

Ambos fueron piezas claves de las personalidades de Pablo de la Torriente Brau y algunos de sus amigos más entrañables como Raúl Roa y el propio Tallet. Fue precisamente en la casa de Tallet donde Roa y Pablo fueron apresados por la policía machadista en 1931, por su participación activa en la lucha antidictatorial y antimperialista. De aquel momento dejaron testimonios emocionados —y también plenos de humor— los dos detenidos. Pueden revisitarse en el libro Pablo: con el filo de la hoja, reeditado hace unos años por las Ediciones La Memoria del Centro Pablo.

Dentro de las celebraciones por el 110 aniversario del nacimiento de Pablo y de los 15 años de la fundación del Centro que lleva su nombre, reunimos en esta carta –cuyo original forma parte del Fondo Documental de Pablo– las referencias a estos amigos y compañeros de luchas y de sueños que animaron y enriquecieron con sus vidas y sus obras la cultura y la historia de nuestra Isla.

Esta carta de Tallet fue escrita, por otra parte, en un momento decisivo de la vida de Pablo, quien se encontraba exiliado en Nueva York desde principios de 1935 debido a la represión desatada por el coronel Batista al amparo de la embajada norteamericana en La Habana. Tallet, como otros compañeros muy cercanos –Ramiro Valdés Daussá entre ellos–, era partidario de que Pablo regresara a Cuba, aprovechando la aprobación de una “ley de amnistía, la cual, recortada y todo, te abarca a ti”. Al mes siguiente Pablo decidiría marchar a España, “a la revolución española, en donde palpitan hoy las angustias del mundo entero de los oprimidos. La idea hizo explosión en mi cerebro, y desde entonces está incendiado el gran bosque de mi imaginación”.

Las claves para comprender mejor esta carta de Tallet son las siguientes. “Brave point” es  la localidad de Punta Brava, en La Habana, donde radicaba la casa de los padres de Teté Casuso, la esposa de Pablo y donde la pareja vivió después de su boda en 1930. El Gordo es el periodista Guillermo Martínez Márquez. El Saumell que se menciona en la carta es Eduardo, hermano de Alberto Saumell, compañero de Pablo en el Ala Izquierda Estudiantil y, posteriormente, en la Organización Revolucionaria Antimperialista (ORCA), creada por Pablo, Roa, Gustavo Aldereguía y otros compañeros en 1935, en el exilio. Jorgito es el hijo de Tallet y Ruth Martínez Villena. Ruth –hermana de Rubén, el poeta de La pupila insomne–  es una de las “vecinas” mencionadas por el poeta en su carta; la otra es Teté, la esposa de Pablo, quien se preparaba para retornar a Cuba desde Nueva York, como efectivamente hizo muy poco después.

Desde el humor y la amistad recordamos de hecho también aquí al poeta de La semilla estéril, cuya obra renació después de muchos años de silencio, en la década del 60 del pasado siglo, animada por la admiración y el cariño que le entregamos a aquel siempre joven Tallet los miembros de nuestra entonces naciente generación poética.

Víctor Casaus

La Habana, Agosto 6, 1936

Mi querido Pablo:

Mi inveterada costumbre de dejarlo casi todo para mañana, principalmente cuando se trata de la correspondencia que me cae como una bala, ha sido causa de que no te contestara tus dos cartas, la primera de las cuales, entre paréntesis, se me traspapeló. Por esta falta de consideración te pido burguesamente mil perdones… y al grano.

Aunque, por el traspapelamiento aludido, no recuerdo los detalles de la proposición para adquirir la obra de Dickens y aún cuando no es éste santo de mi devoción, acepto gustoso tu propuesta y te ruego me digas qué cantidad tengo que girarte en seguida para ir adquiriendo la magnífica colección que, como muy bien dices, servirá aunque sea para revenderla si el caso llegare.

Del asunto de Saumell me ocupé en el acto y espero que mi recomendación siga siendo atendida hasta el final.

Tengo que comunicarte que ayer quedó aprobada la ley de amnistía, la cual, recortada y todo, te abarca a ti. Espero, por lo tanto, que pronto estarás de regreso en estos lares, como ya lo está el Gordo y lo estará dentro de unos días el Loco, quien se halla ídem por conocer a su vástago, miquito gracioso si los hay.

Jorgito va recuperándose después de la operación y la Vecina con muchas ganas de chismear con la otra Vecina. En cuanto al libro de Rubén es mejor que hablemos cuando en breve nos veamos por acá, pues mi opinión es que no hay inconveniente, después que aparezca la amnistía en la gaceta, para tu retorno.

El otro día estuvimos en Brave Point, pasando un día muy grato con la suegra, esperanzada de vuestro regreso próximo. Estoy por creer que Teté no vendrá sola.

Del palacete de Amargura 66 nos mudaremos en estos días para un hotel, mientras le hacen reparaciones mayores. Hace algún tiempo estuve a punto de perecer bajo una enorme torta que se desprendió del milenario cielo-raso y abrió un hueco en la almohada y no por suerte en mi ilustre cabeza, lo cual hubiera sido irreparable pérdida para las letras cubanas.

Besos de Jorgito y la Vecina para tu Vecina, y míos también ¡qué carajo! pues bien que se los merece, y para ti sólo abrazos de todos tres.

Pepe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s