Época


Soldado marcha tranquilo a la batalla,
La sangrienta batalla, la amarga batalla
De la que no todos vuelven
Bertolt Brecht

allude a esta pobre ciega

dice el cartel manchado que cuelga del cuello frágil de esa anciana.
El rostro martirizado permanece inmóvil,
los ojos sin vida lagrimean,
las manos, huesudas parecen de madera
sobre la falda mugrienta.
Y yo pienso que debe tener frío bajo esos harapos, que la caverna de su boca desdentada
Acaso nunca ha probado otra cosa que duro y negro pan. Y entonces el pequeño burgués
salta de mi pecho sonando unas monedas;
su blando corazón de cera comienza a derretirse de piedad.
Pero el otro que hay en mí se revuelve,
sacude el tonto burgués por las solapas,
hace volar de un manotazo las monedas,
le grita en la cara
que solo la revolución
podrá hacerle justicia
a esa anciana.

Aeropuerto de Lisboa, septiembre de 1978

Luis Rogelio Nogueras (tomado del libro “Imitación de la vida”)

Por IMITACIÓN DE LA VIDA, Nogueras mereció el premio Casa de las Américas. Al concedérselo, el jurado estimó que el poemario era «una contribución de primer orden a la lírica de nuestro idioma», con lo que reafirmaba la profundas resonancias estéticas del autor. Sus poemarios anteriores dieron señales inequívocas de un oficio riguroso y una madurez temprana, de un poeta afanoso de dotar de nuevos contenidos y formas la poesía contemporánea cubana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s